Martin Barre

Martin Barre: el guitarrista de Jethro Tull vuelve para celebrar los 50 años de la banda
El ‘Sir Lancelot’ del rock progresivo habla de su relación con Ian Anderson, resalta su plan solista y opina sobre Messi y Maradona.

Sin rencores. Alejado de Ian Anderson, Martin Barre dice que se siente feliz con su presente. (Foto: Gentileza Prensa)

La tocada de este tipo tiene algo tan especial que muchos lo han categorizado como un verdadero off the wall (fuera de serie). Comenzando por sus mismos colegas, claro.

Si tuviéramos que elegir uno sólo de sus tantos riffs emblemáticos en la guitarra, por supuesto allí está ese comienzo oscuro, misterioso y ominoso de Aqualung, que abre el disco homónimo de 1971, un verdadero clásico de esa banda que el planeta entero conoce como Jethro Tull. Ah, porque (perdón por el olvido) Martin Barre fue el guitarra solista de los Tull desde 1968 hasta 2011.

Martin Barre rockea con su actual banda, recreando los clásicos de Jethro Tull. (Foto: Gentileza Prensa)

Martin Barre rockea con su actual banda, recreando los clásicos de Jethro Tull. (Foto: Gentileza Prensa)

Precisamente, el motivo de su visita a Buenos Aires, para tocar el próximo 12 de marzo en el Teatro Coliseo, será presentar un show titulado 50 años de Jethro Tull, en el cual por supuesto hará versiones de algunos de los clásicos de este grupo inclasificable.

Barre ha sido el segundo miembro más antiguo de Jethro Tull. El primer lugar está reservado al líder y cantante Ian Anderson, con quien no estaría actualmente en las mejores condiciones de amistad. Pero bueno, si sucede en las familias, ¿por qué no va a suceder en un grupo de rock progresivo?.

«Ustedes son muy afortunados de tener a dos jugadores como Messi y Maradona, realmente», dispara el músico así como así desde el otro lado de la línea.

-Sin dudas. ¿Y a cuál elegirías?

-No podría elegir entre ambos porque los dos se han convertido en legendas. Es como preguntarme si prefiero a Eric Clapton o a Jimi Hendrix. ¿Por qué debería elegir? ¡Me quiero quedar con los dos!.

-Te gusta el fútbol…

-Me gusta mirar fútbol, pero no lo juego. Lo jugué en la escuela. Me gusta la mecánica y las habilidades del juego, así que lo veo sin que me importe mucho quien juega. En las giras, por ahí en algún hotel, me pongo a mirar algún partido.

-Entiendo, pero como buen inglés recordarás aquel partido entre Inglaterra y Argentina, en México ’86…

-Hmmm, no, no lo recuerdo (vamos, Martin…). Te digo, no soy un gran fan del seleccionado inglés, o del Chelsea o el Liverpool. Me gusta más ver el futbol sudamericano, la Selección Argentina o un match entre Chile y Bolivia. O Alemania contra Suecia. No creo que el futbol inglés sea el mejor del mundo. Realmente no lo es. Cuando viajo por otros países y veo como juegan al futbol acá en Sudamérica… ¡Wow!

Desde su habitación del hotel en San Pablo, Brasil, donde comenzará el tramo de la gira que lo trae a Buenos Aires, Martin habla con su acento british y tose. Tose bastante. ¿Habrá que preocuparse? «Estoy cansado de escuchar que me pregunten por qué dejé Jethro Tull. ¡No hice eso!», se queja.

-Entonces, ¿qué fue lo que ocurrió?

-Ian (Anderson, el cantante original, fundador y y multi instrumentista del grupo) quiso terminar. Quiso parar la banda por completo. Tengo 40 años de fantásticos recuerdos, y amaba tocar con los músicos dentro de la familia Tull. Para mí fue un enorme shock personal cuando me enteré. Afortunadamente, yo ya había hecho discos solistas y giras con mi banda en paralelo. Tenia un pie en ese otro proyecto, pero literalmente se me movió el piso. Y sólo tuve un mes para reorganizar nuevamente mi vida desde cero. Es verdad que ahora soy libre, pero no estaba buscando esta libertad.

Otros tiempos. Martin Barre junto a Ian Anderson, una fórmula que quedó grabada a fuego en la historia del rock progresivo. (AFP/Fred Tanneau)

Otros tiempos. Martin Barre junto a Ian Anderson, una fórmula que quedó grabada a fuego en la historia del rock progresivo. (AFP/Fred Tanneau)

-Igual se te nota contento, pleno con tu proyecto propio.

-Estoy contento con lo que pude hacer luego, claro. Ahora es mi cara en los carteles, para bien o para mal. Me gusta eso. Me gustó haber tenido ese desafío. Me encontré diciéndome a mi mismo: “Bueno, vamos. Escribís música, ¿no? Has escrito algunas canciones, ¿verdad? Muy bien: entonces, andá al estudio y mostrarle a la gente lo que tenes”.

-¿Cómo es que te bautizaron Martin Lancelot?

-Ah, bueno, es que mis abuelos eran franceses, ¿sabés?

-No es un nombre muy rockero. De hecho tampoco tenés un aspecto rockero como sí podrían tenerlo otros músicos de tu generación, como los Rolling Stones…

-Puede ser, pero con mi banda nos divertimos mucho. Y también depende de lo que quieras hacer. Para tener diversión no necesitás una legión de mujeres o drogas. Yo soy casado, tengo hijos y tengo varios hobbies. Me gusta correr cada día, juego tenis… Y con respecto a las mujeres bueno, cuando miro a una chica linda pienso que podría ser mi hija. Y ahí se termina todo.

-Vos ya habías estado anteriormente en Sudamérica, y también en Argentina. ¿Que conocés de nuestra música?

-Bueno, los fans me dieron una enorme cantidad de CD´s, las veces que estuve. Escuché músicas y grupos verdaderamente asombrosos. Me han hablado mucho de la música de Piazzolla, pero aún no he tenido tiempo de escucharlo. Una deuda pendiente ¿no?

-Y, sí. En algunos solos tuyos, sobre todo de tu ultima parte como solista, se escucha como que tocás jazz. ¿Te gusta el jazz?

-Ah, ¡no! No se tocar jazz. Nunca lo toqué. No puedo tocar jazz realmente, pero puedo hacer que suene como algo parecido. También puedo tocar country, pero es simulado. También puedo fingir que toco música clásica. Es fácil copiar, y yo copio mi propia versión. Pero para ser sincero, no toco esas músicas apropiadamente.

-Hace pocos días Genesis anunció su regreso a los escenarios, después de trece años. ¿Qué pensás de eso?

-¿Génesis? ¿Se juntan de nuevo? Te enteraste vos antes que yo… Soy amigo de Phil (Collins); hemos tocado juntos. Son grandes músicos. Es una muy buena noticia.

-También supe que tocaste con Paul McCartney. ¿Es tan obsesivo con la música como dicen?

-Eso fue… Increíble. Imaginate estar tocando con uno de tus héroes. Y sí, tenés que ser obsesivo, porque si no las cosas no funcionan.

-En tu banda toca también Adam Wakeman, el hijo de Rick. ¿Lo conociste a través del padre?

-No, lo escuché tocar varias veces en vivo, y me encantó. Es un enorme músico que ha tocado con Ozzy (Osbourne) y con Black Sabbath. Hace a la perfección las partes del tecladista John Evans.

-No sé si sabías, pero aquí en la Argentina las primeras bandas y solistas de blues fueron influenciados por el blues inglés antes que el americano.

-Eso sucedió en muchos países del mundo. Supongo que fue la gran influencia de Beatles y Stones. Pero también es que en Inglaterra hay enormes músicos de blues, como Peter Green, Jeff Beck, Clapton… No es sencillo tocar los blues. Parece fácil, pero no lo es.

De estirpe progresiva y sinfónica. Adam Wakeman, hijo del tecladista histórico de Yes, es uno de los integrantes de la banda de Martin Barre (Foto: Gentileza Prensa)

De estirpe progresiva y sinfónica. Adam Wakeman, hijo del tecladista histórico de Yes, es uno de los integrantes de la banda de Martin Barre (Foto: Gentileza Prensa)

-¿Qué nos espera escuchar en tu show?

-Básicamente, las grandes canciones de los años ’60 y ’70. De discos como This WasStand UpAqualung, Thick As A BrickBenefitHeavy Horses. Es un gran show, te lo aseguro

-Hace pocos días Ian Anderson salió a decir que el único Jethro Tull que existe es el suyo, el que hace con su banda.

-Yo soy una persona muy feliz. Y creo que Ian es una persona muy feliz, también. Para mí, el resultado final ha sido bueno, pero tuve que sortear muchos obstáculos. Yo toco el material de Jethro Tull con mis propias versiones. Pero no soy Jethro Tull. Yo soy Martin Barre.

Martin Barre celebra los 50 años de Jethro Tull el jueves 12 de marzo a las 21, en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125. Desde $1.600, a través de Ticketek.

fuente:https://www.clarin.com/espectaculos/musica/martin-barre-guitarrista-jethro-tull-vuelve-celebrar-50-anos-banda_0_5nZplBCM.html