Actualmente, Slayer se encuentra realizando las últimas fechas de su Final World Tour, el cual cerrará el 30 de noviembre en el Forum de Inglewood, California.

Después de casi cuatro décadas haciendo música y recorriendo el mundo, la banda liderada por Tom Araya dejará los escenarios, pero según palabras de su representante, Rick Sales, esto no quiere decir que sea el final de Slayer.

En una entrevista con MassLive, Sales comenzó diciendo: «La banda siempre ha tenido mucha integridad», admitiendo que llevó al grupo a querer terminar sus días de gira antes de perder credibilidad como uno de los actos en vivo más memorables y consistentes del thrash metal.

Acto seguido, agregó: “Hay un par de cosas que suceden. Entiendo totalmente que tomaron la decisión de dejar de viajar. Eso no significa el final de la banda. Es solo el fin de girar. Siempre pensé en esto como ‘se retirarán en la cima’. Ya tomaron esa decisión. No lo están procesando. Desde ese punto de vista, lo entiendo y fue la decisión correcta.»